martes, 27 de febrero de 2018

Un monstruo llamado democracia






Eso he dicho. Un monstruo
que genera invasiones y guerras
para justificar la paz;
que apoya y coloca a dictadores
para justificar la libertad;
que castiga a los más puros
para recompensar a los más impuros;
que amenaza implícitamente a unos
para asustar explícitamente a otros;
y que fabrica religiones para así presentarse
como el único dios anunciador.

Un monstruo que te envenena desde el aire
con largas cuerdas de algodones; 
que controla disidencias con actores
que interpretan a salvadores;
que te promete seguridad 
a cambio de tu libertad; 
que planea crímenes y atentados
para justificar invasiones mentales, 
y que sabe que dividiendo, siempre vencerá.

Un monstruo que le dicta los discursos
a los portavoces de la desinformación;
que te hace cómplice de sus sacrificios
comiendo frente al televisor; 
te hace creer que eres libre
dándote a elegir entre lo malo y lo peor.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.